28.6.11

Sobre acosadores o ¿cómo evitar ser su víctima?

Resulta que desde hace más de un año que estoy en mi empleo actual siempre me topo con un sujeto que ha intentado meter mano en mi espacio vital, y no, no me ha querido robar. Este hombre es más alto que mis 1.59 cm de estatura, y en grosor pues es como el doble de mi persona. Un rubio cenizo que usa un bigote desaliñado, con tez rosada y ojos verdes; curiosamente siempre viste pantalón caqui, camisa azul cielo, gabardina beige y usa un portafolio o mochila de ese tipo (en cuanto le tome una foto se las hago llegar para que lo ubiquen).

Este sujeto siempre se pasea por la ruta 2 que sale de metro Chapultepec y que se dirige a Polanco, ese es su lugar de acoso favorito. Las primera vez que se sentó a mi lado e intentó meter su mano en mi entrepierna, me asusté, pero no lo dejé. No faltaba mucho para mi destino y me bajé. 

Me lo seguí topando y siempre pensaba "¿y ahora qué voy a hacer?", pues para la siguiente, porque lo volvió a intentar, le grité y le di un buen empujón con la maleta que siempre cargo. "Oiga qué le pasa, quítese y déjeme pasar". No me bajé porque no le iba a demostrar que le tenía miedo, sin embargo, él fue el que se bajó.

La tercera vez que se subió al mismo camión lo señalé, le dije a una chica que venía a mi lado: "Ves a ese sujeto con gabardina de ahí, ese señor es un acosador, así que ten cuidado cuando lo veas". Me bajé del camión, el sujeto me siguió y le voltee las cosas, lo seguí señalando y se fue.

Se preguntarán por qué sigo tomando esa ruta si siempre me lo topo, bueno, pues porque sencillamente no voy a cambiar mi camino al trabajo, el menos saturado de tráfico y el más cómodo para mí, sólo porque hay un tipo ahí; pero sí trabajé estrategias de protección como las clases de defensa personal, estar atenta a todas las personas y cambié mis horarios en la oficina.

Platicando con otras chicas que también les ha pasado esto, descubrimos un par de cosas que tienen en común los acosadores, me gustaría compartírselas para evitar que les pasen estas cosas y sepan cómo enfrentarlos, o en su defecto reconocerlos:

1. Siempre estar alerta, cuando vayas en transporte público fíjate siempre quién se sienta a tu lado, haz contacto visual y no te quedes dormida porque eres presa fácil no sólo de un acosador sino también de un delincuente.

2. El contacto visual con el otro intimida, las personas que se dedican a asaltar evitan que se les vea la cara porque así no los reconocen sus víctimas. 

Si estás alerta y antes de que te ataquen los ves a la cara se ponen nerviosos y buscarán otra víctima para estar más seguros, acuérdate que se aprovechan del miedo y de que vas en la luna.

Si a un acosador lo ves al rostro es más fácil reconocerlo antes de que la próxima vez intenté hacer algo contigo.

3. En el caso de los hombres que meten mano en el transporte público, estos sujetos siempre, de verdad que siempre, traen su saco, chamarra, gabán, abrigo en el brazo; cuando se sientan a tu lado tapan sus piernas y no dejan a la vista las tuyas para que debajo de la ropa puedan manosear.

Si uno se sienta a tu lado sólo cámbiate de lugar y evita darle gusto porque aprovechan los momentos en que dudamos si está pasando o no.

4. Si ya estás en la situación en la que un tipo te está manoseando no tengas miedo en decirle o gritar lo que quieras, pero no te quedes callada.

Nadie te va a ayudar, a nadie le va a importar e incluso te mirarán a ti y no a él, si puedes señálalo, exhíbelo. Le temen a la vergüenza pública. Si te lo topas otra vez, no temas y dile a las personas que están cerca de ti lo que ese hombre hace.

5. A lo mejor no podremos demandarlo pero decirle a las demás chicas que estén al pendiente de ese rostro ayuda a prevenir que no caigan en sus mañas.

3 comments:

Gabriela/undies said...

O llevar listo un post-it para pegárselo en la espalda al fulano en cuestión: "Así se ve un acosador".

Mixha Zizek said...

Eres muy valeinte para decirlo así como así. Estos tipos nunca aparentan ser lo que es. Es muy cierto eso. Recuerdo una vez que a una amiga la violaron y la polícia sólo dijo cuando ella fue a hacer la demanda, que no tenía apariencia de ser violador que se vestía y era guapo. Y lo peor es que esa polícia femenina ¡?
En fin son buenos consejos los que dejastes. Una entrada fuerte y directa, te sigo y apoyo, besos

SO3 said...

Torres: Ay pero qué buena idea! Esa y poner posters por toda la zona con su foto que diga lo mismo, estoy decidida...

Mixha: Es que al principio tenía mucho miedo y no sabía qué hacer, después me empecé a armar de valor y me dije que no tengo por qué alimentarle su mal, es impresionante lo que el miedo puede hacer en contra de nosotros. Te mando un gran abrazote!